Agentes de la Guardia Civil detuvieron en Pozoblanco (Córdoba) a C.F.C., de 21 años, y a R.C.C., de 26 años, como presuntos autores de diecisiete delitos de robo, tras supuestamente hurtar en ermitas de la zona norte de la provincia cordobesa, pueblos de Badajoz y del sur de Ciudad Real, en la comarca de Puertollano.
La Benemérita informó en un comunicado de que el pasado mes de diciembre se detectó en las comarcas del Valle de los Pedroches y del Valle del Guadiato la comisión de delitos contra la propiedad, concretamente robos con fuerza en las cosas cometidos en iglesias y ermitas, por lo que los agentes sospecharon que “varios delincuentes habituales pudieran estar actuando en la zona”. Ante la “preocupación” que este tipo de robos estaba generando, la Guardia Civil estableció un dispositivo de servicio que, tras más de dos meses de esfuerzo, permitió localizar y detener el día 17 de febrero de 2010 a los supuestos autores.
Con estas detenciones, la Guardia Civil ha logrado esclarecer en su totalidad 17 robos con fuerza en las cosas cometidos en iglesias y ermitas de Pozoblanco, Obejo, Villanueva del Duque, Fuente la Lancha, Pedroche, Villanueva de Córdoba, Villaralto, El Viso, Belmez y Fuente Obejuna, en la provincia de Córdoba; y Chillón, Alamillo, Guadalmez y Almadén en Ciudad Real. Además, los agentes de la Guardia Civil también lograron vincular a los ahora detenidos con otros dos robos cometidos en iglesias de las localidades de Granja de Torre Hermosa y Peñalsordo en la provincia de Badajoz. El 29 de enero de 2010, se había cometido un robo en la iglesia de Guadalmez, donde los autores presuntamente habían sustraído de su interior varios instrumentos musicales y dos anillos de oro que llevaba la virgen en sus dedos.

Compartir →