Se ha considerado la posibilidad de que fuera el clima y la diferente capacidad de adaptación de los sapiens y de los neandertales a sus cambios la causa, al menos parcial, de la extinción de los neandertales. Pero también este factor pierde peso con un nuevo estudio presentado en Nature. El equipo internacional que lo ha hecho, con participación de la española Isabel Cacho (Universidad de Barcelona), afirma que la extinción de los neandertales no coincide con ningún episodio climático extremo, por lo que “la variabilidad climática debió jugar únicamente un papel secundario en dicha extinción”.

Por el contrario, otro grupo de investigadores del Departamento de Mineralogía y Petrología de la Universidad de Granada, ha reconstruido la evolución climática de la parte sur de la Península Ibérica, utilizando testigos marinos para conocer cómo ha ido cambiando el clima durante los últimos 50.000 años hasta la actualidad. Una vez hechas esas reconstrucciones climáticas comparando la información geoquímica de los testigos marinos con la ocupación de distintos yacimientos arqueológicos del sur de la Península Ibérica, determinaron la relación entre cambios climáticos y la evolución cultural humana. Ésto les ha llevado a la conclusión de que el clima jugó un papel importante en la extinción de los Neandertales.
Saber qué produjo la extinción de los Neandertales interesa a los antropólogos desde siempre. Existen dos tendencias, una que cree que los Neandertales se extinguieron por competencia con los humanos modernos y otra, en la cual se encuentra este grupo de investigadores, que piensa que los factores climáticos jugaron un papel muy importante en la extinción de los Neandertales. “Los humanos también influyeron de forma negativa en la extinción de los Neandertales, pero el clima fue un factor importante en el debilitamiento de la población Neandertal”, tal como afirma Francisco Jiménez Espejo, uno de los miembros de este grupo. El hecho de conocer cómo se produjo esa extinción está hablando de quiénes somos nosotros, de cómo se produjo esa primera y única interacción entre dos especies inteligentes como son el Homo sapiens y el Homo Neanderthal. En definitiva, nos desvela cómo hemos llegado hasta aquí.

Compartir →