Se trata de la primera vez que es recuperado de las aguas un resto de esta especie humana

por ISABEL FERRER

El primer fósil de neandertal hallado en el Mar del Norte ha sido presentado en junio de 2009 en sociedad en Holanda, en cuyo Museo de la Antigüedad permanecerá expuesto hasta finales de septiembre. Se trata de un fragmento del cráneo de un varón joven, con una dieta basada en la carne, típica de los neandertales, y que mostraba marcas de una lesión -tal vez un tumor congénito- en el hueso.
Fechado hace unos 40.000 años, fue encontrado en las costas de Zelanda, al suroeste del país. En la misma zona, rica en fósiles de mamíferos, habían aparecido antes restos de mamut y herramientas de piedra. La porción ahora desvelada es, además, la primera de su clase recuperada del fondo marino en el mundo. Descubierto por Luc Anthonis, un paleontólogo aficionado belga, el fósil fue enviado para su estudio al Instituto alemán de Antropología Evolutiva de Leipzig. En Holanda, hizo lo propio un equipo científico de la universidad de Leiden.
Según los expertos, hace medio millón de años el nivel del Mar del Norte era mucho más bajo que ahora y había grandes partes secas. Habitadas por especies de la Edad del Hielo, el hombre de Neandertal “debió ser una rareza comparado con los animales que le rodeaban”, señalan fuentes universitarias de Leiden. Repartido por Europa y Asia, el Neandertal era un cazador bajo y fuerte que caminaba erguido. Enterraba a sus muertos y fabricaba utensilios, algunos de los cuales han sido recuperados en esta ocasión junto con el trozo de cráneo.

Etiquetado con →  
Compartir →