A través de un proyecto de investigación arqueológica ha sido posible recuperar cientos de objetos históricos en el entorno del Cerro de las Cabezas de Valdepeñas tras utilizar el detector de metales dentro del  Ámbito de Protección Arqueológica definido en torno a este bien de interés cultural.  La prospección con detector de metales había sido previamente autorizada por la Dirección General de Cultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Al realizarse la actividad se personó en el lugar la Policía Local del Ayuntamiento de Valdepeñas, comprobando las características y legalidad de la intervención.
Los trabajos han sido promovidos por la consultora de Arqueología ANTHROPOS S.L. bajo la dirección de Luis Benítez de Lugo Enrich, quien ha contado, entre otras ayudas, con la colaboración de la Asociación Española para la Defensa de la Detección Metálica, organización que ha desplazado a Valdepeñas a sus afiliados y que ya contaba con experiencia en actividades similares.

Dentro de los objetivos de esta campaña de trabajos se encontraba la localización y retirada de elementos arqueológicos dispersos por la superficie de los terrenos donde el pasado mes de agosto fueron localizadas catorce tumbas de incineración, un túmulo y una pira funeraria de la necrópolis ibérica del Cerro de las Cabezas.

Prospección arqueológica CerroCabezas (38) bis

Recuperados cientos de objetos

Las prospecciones desarrolladas están permitiendo peinar palmo a palmo el terreno, recuperando cientos de objetos arqueológicos de diversa clase, tales como fíbulas, monedas, armas, proyectiles y adornos varios, la mayor parte de ellos de época ibérica. En total se han recuperado 410 objetos (número provisional), algunos de ellos de gran interés histórico y que se encontraban perdidos y amenazados por las avenidas del río Jabalón y las labores agrícolas mecánicas.

La acción realizada ha conseguido la protección y conservación preventiva del Patrimonio Arqueológico disperso sobre la necrópolis del Cerro de las Cabezas, que hasta ahora permanecía sin estudiar y abandonado y en este momento se halla en condiciones estables.

Otro de los propósitos de esta acción es que estos terrenos dejen de resultar atractivos para los buscadores clandestinos de tesoros arqueológicos, dado que en este momento no se encuentran ya objetos metálicos en su superficie. Además, durante la intervención quedó patente la vigilancia que las fuerzas de seguridad hacen de este lugar.

En este momento los arqueólogos están inventariando y estudiando los materiales rescatados de la superficie de la necrópolis, para emitir próximamente un informe detallado a la Consejería de Cultura.

Cadena SER, Radio Castilla-La Mancha.

 

Etiquetado con →  
Compartir →