En julio de 2007, 29 alumnos de diez universidades participaron en el I Curso Internacional de Arqueología “Vega Baja de Toledo”, promovido por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha con el apoyo científico de la Universidad de Castilla-La Mancha, la Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad de Alcalá de Henares. Aproximadamente un tercio de los participantes en el I Curso de Arqueología Internacional “Vega Baja de Toledo” pertenecían a la Universidad de Castilla-La Mancha.

El curso se estructuró en tres grandes áreas. En horario de mañana, los participantes desarrollaron prácticas de campo, que incluyen excavación de estructuras funerarias, estudios topográficos y consolidación y protección de restos, entre otros. Por las tardes llevaron a cabo trabajos de laboratorio, con lecciones sobre técnicas de prospección, (fotografía aérea, uso del esteroscopio, mapas y planos topográficos, cálculo de escalas) dibujo de materiales arqueológicos, etc.), Arqueología forense y tratamiento del material arqueológico. El programa se completó con conferencias sobre el Toledo altomedieval o la medina islámica y visitas guiadas a diversos lugares de la ciudad. Además, los estudiantes conocieron in situ el yacimiento de Tolmo de Minateda (Albacete) y el Museo Arqueológico Provincial de Albacete, así como otros yacimientos próximos a la ciudad de Toledo.

La conferencia inaugural del curso, con el título “Estudio de la ciudad entre el tardoantiguo y el medievo”, corrió a cargo del profesor de la Universidad de Siena (Italia) Saulo Gellichi. La de clausura, titulada “Arqueología del paisaje, excavaciones y política territorial”, fue desarrollada por el profesor de la Universidad de Reims (Francia) Ricardo González Villaescusa.

Compartir →