Las excavaciones arqueológicas de la Plaza de San José, previas a las obras de reurbanización del antiguo burgo de la Navarrería, se han saldado con los primeros hallazgos. En el espacio más próximo al edificio del Instituto de Administraciones Públicas y a pocos centímetros de profundidad, los arqueólogos de Gabinete Trama han localizado varios enterramientos probablemente medievales (siglos X al XV).

Los trabajos arqueológicos comenzaron el pasado 23 de junio de 2008, tanto en la plaza de San José como en la calle Curia. Inicialmente se prevé que estas excavaciones se prolonguen hasta comienzos de 2009, y será entonces, una vez analizados los restos hallados y valorada su importancia, cuando se determine concretamente el trazado y las características de la reurbanización.

Los esqueletos hallados en la plaza de San José no han supuesto ninguna sorpresa para los arqueólogos, que ya en su cronograma de intervención anunciaban la aparición de enterramientos a “tan sólo 20-40 centímetros de profundidad”.
Los enterramientos hallados corresponden, según los historiadores, al antiguo cementerio de la Catedral de Santa María. Un camposanto ubicado donde hoy está el atrio de la seo y que se prolongaba hacia la calle Navarrería.
A partir de este momento será la Institución Príncipe de Viana la que ordene continuar excavando en un nivel inferior al de los enterramientos. Cuando Príncipe de Viana autorizó hace ahora un año estas obras, puso como condición que por cada necrópolis afectada por la excavación, habría que instalar un depósito “in situ”, “a modo de cripta sepulcral”, para guardar los restos hallados. Los depósitos debían construirse en una zona liberada de restos arqueológicos, conservada con aislamiento de la humedad y con un acceso practicable. De momento, los restos se cubren cada día para evitar su deterioro. También se cubren los fragmentos de mosaicos romanos que ya han comenzado aparecer en la calle Curia. Estos restos corresponden a los pavimentos de unas termas romanas de los siglos I y II ya localizados en anteriores excavaciones.

Compartir →