Las intensas precipitaciones registradas en la provincia de Ciudad Real durante el invierno 2009/2010 provocaron la inundación del Santuario de Nuestra Señora de Oreto y Zuqueca y del yacimiento arqueológico de Oreto y Zuqueca, ambos declarados Bien de Interés Cultural (BIC).
El yacimiento arqueológico de Oreto y Zuqueca y el santuario se encuentran a unos cinco kilómetros al sur de Granátula de Calatrava (Ciudad Real), en la margen derecha del río Jabalón, a donde va a desembocar un arroyo que ha provocado la inundación de la zona y la ruina de buena parte de los muros arqueológicos.
Además, de la gran necrópolis que se encuentra en el yacimiento, compuesta por más de 400 tumbas, una quinta parte fue anegada por el agua, que en algunos puntos superó el metro de altura.

Compartir →