El Ayuntamiento de Terrinches (Ciudad Real) y la Escuela de Medicina Legal y Forense de la Universidad Complutense de Madrid han firmado un convenio de colaboración para desarrollar una investigación arqueológico-antropológica sobre cómo vivían hace 1.600 años los habitantes de lo que ahora es Castilla-La Mancha.El alcalde de Terrinches, Nicasio Peláez, en un comunicado, ha asegurado hoy que arqueólogos y antropólogos del país, junto con otros llegados de otras universidades extranjeras, estudiarán las tumbas de la villa romana de La Ontavía que se localiza en este municipio manchego.

En la recuperación de estos restos humanos está colaborando el equipo de ´Arqueoexperiences´, integrado por un grupo de españoles, australianos, estadounidenses y canadienses que trabajan bajo la dirección de la profesora Catalina Urquijo y del doctor Dionisio Urbina, ambos especialistas en Historia de la Edad Antigua.

Los trabajos de excavación están permitiendo recuperar restos humanos que permitirán, según ha indicado la profesora María Benito Sánchez, adscrita a la Universidad Complutense de Madrid, que la Escuela de Medicina Legal y Forense desarrolle una investigación antropológica.

Según ha señalado la profesora Benito, la investigación complementará el estudio ya realizado durante el pasado curso académico sobre huesos exhumados obtenidos en Terrinches a lo largo de diferentes campañas arqueológicas en diferentes yacimientos, y cuyas conclusiones serán presentadas próximamente.
Publicación en una revista de alto nivel
Los resultados de este estudio diacrónico serán además publicados en una revista de alto nivel científico y permitirán averiguar datos concretos sobre la evolución de la dieta, las enfermedades y la edad de muerte de los antepasados de los terrinchosos.Todos los trabajos se desarrollan bajo la dirección científica del doctor Luis Benítez de Lugo Enrich (arqueólogo y antropólogo) y Norberto Palomares Zumajo (arqueólogo).

Etiquetado con →  
Compartir →